Huerta de Venta Moncalvillo
Restaurantes favoritos

Venta Moncalvillo

Cocina de pueblo, La Rioja.

Han sido unos meses muy movidos y hasta el fin de semana pasado no pude visitar mi tierra después de todo el verano. Tenía muchas cosas que celebrar. Uno de los mayores atractivos de mi tierra es la comida y la cocina de pueblo. Por eso decidí visitar con mis padres este restaurante, Venta Moncalvillo.

Restaurante con estrella Michelin situado en Daroca de Rioja, una fusión de cocina moderna y cocina de pueblo con el producto tradicional de la Rioja.

Llevábamos muchísimo tiempo queriendo ir. No es fácil reservar para el fin de semana. Si queréis ir, hacerlo con tiempo.

Tienen varios menús, hay dos de degustación más exclusivos y otro que eliges un primero y un segundo. Nosotros nos decidimos por el Menú Verano.

Bocados de Huerta.

Esto fue una de las cosas que mas me gusto. Disfrutar de estos primeros entrantes, mientras te enseñan la huerta y los productos que ellos mismos cultivan. 

Banderilla de verduras

Además, nos enseñaron una pequeña bodeguita dónde se podía ver todos los vinos que tenían, la mayoría de ellos muy exclusivos. 

Bodega con los diferentes vinos de autor

El servicio es muy bueno, los camareros están muy pendientes de todo lo que necesites y además te aconsejan sobre el vino y la comida.

Como curiosidad, el pan también lo hacen allí. Hay varios tipos y tu puedes elegir el que mas te guste o ¡probarlos todos! Qué fue lo que hice yo.

Platos principales

Te van sacando plato por plato y te explican que lleva y como está cocinado cada uno de ellos. A mi me encanta la cocina y los disfrute muchísimo.

Para estos primeros platos nos recomendaron una copa de vino blanco. 

  • Escabeche de verduras y trucha curada en sal
  • Sopa fría de calabacín, mejillones y cítricos 
  • Cebolleta asada con endibias y queso

Para el resto de los platos pedimos vino tinto, el metre nos recomendó Miguel Merino, reserva de Briones. No lo habíamos probado nunca y es un vino con cuerpo, pero el sabor no es fuerte y entra muy bien.

  • Colmenillas, espárragos trigueros y foie gras de pato
  • Cocochas de merluza asadas al sarmiento
  • Lomo de vaca curada, aceite de oliva y sal de añana
  • Cerdo ibérico “Altanera”, rabanos y confitura de frutos

Los platos no son muy grandes, pero tampoco son de un bocado. La cantidad me parece muy acertada para poder disfrutar de todos los platos sin quedarte con hambre y poder dejar hueco para el postre. 

Postres

Los postres me sorprendieron muchísimo, estaban deliciosos y súper originales.

Pera del moncalvillo al vino tinto, este primer postre es una versión súper original de las típicas “Peras al vino riojanas”. 

Dulce homenaje, este postre representaba las natillas de toda la vida de las abuelas en su versión más moderna. Realmente te recuerda totalmente a ese momento. 

Por último, pedimos unos cafés en su terraza exterior y vienen acompañados de diferentes bomboncitos representando los minerales de la tierra. ¡Súper original!

Como siempre en mi galería podéis disfrutar de las imagenes de esta experiencia, se os hará la boca agua. 

Experiencia gastronómica inolvidable y totalmente recomendable para una ocasión especial, ya que el precio es elevado.

Una manera de disfrutar de la cocina moderna pero sin olvidar la cocina de pueblo de toda la vida. Sabor, frescura, textura, cariño y tradición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *